domingo, 30 de octubre de 2011

UN CIRCO INTERIOR

Marc Chagall
Y Dios,un buen día manifestó:
"Señoras y señores...empieza la función".

Empieza el gran espectáculo del mundo.La irrealidad de la ilusión, de la magia de los sentidos, de lo que "parece" a lo que esencialmente "acontece".
El divino guión de un espectáculo ilusorio, centrado y direccionado a una pequeña y escondida escena dentro de la vastedad del Universo; una escena representada en el planeta Tierra.
Dentro de esta Obra sin finalizar, dentro de esta función cósmica,estamos nosotros,la raza humana.
El Hombre y su cosmogonia interior, el ser humano como microcosmos, protagonista indiscutible de una escenografia universal.
Ser humano con su propio circo interior,miembro de una raza viva celular pero inescrutable en su eterno devenir emocional.
Cada persona ,tenemos en nuestro interior una pequeña función Un espectáculo que vivir y desarrollar con las capacidades, herramientas psicologicas y potencialidades que nos hace como lo que realmente somos; un ser unico y universal.
En similitud con lo que para mi representa el espectáculo circense, está el ser humano y su extraordinario mundo interior.
Con este escrito intentaré escudriñar en la psicología humana y en aquellos valores que hacen que nuestra especie, nuestra estirpe natural, merezca la pena.
Analizando la estructura y personajes que conforman el circo y su espectáculo de ilusión,podemos interiorizar sus mensajes escondidos en forma de una gran metáfora:

- LA CARPA:Representa el totem establecido.La estructura perfectamente ensamblada pero que a pesar de su aparente solidez, es endeble y frágil, desgastada por las inclemencias del tiempo, así como se va marchitando y aniquilando la estructura físico-material del cuerpo humano.La carpa es un instrumento, un medio para poder representar la función.El cuerpo humano, es el instrumento necesario para poder evolucionar con nuestra parte más trascendental .
A una escala mayor, simboliza la impermanencia fenoménica de nuestro mundo.Aquello que es circunstancial y choca con las estructuras establecidas en nuestra vida.
-PAYASOS:Representan la alegría de vivir, la exaltación del lado lúdico de nuestra naturaleza interior.El entusiasmo ante la vida.El niño que mora en el corazón espiritual del ser humano.
Además, el payaso representa la generosidad, la entrega desinteresada hacia los demás en forma de una mueca tatuada de júbilo,en una aparente felicidad manufacturada por y para los demás.
A pesar de múltiples conflictos internos el payaso sintetiza su misión divina centrándoso en el otro, dejando de sí mismo.Se entrega sin condiciones en beneficio de la Humanidad.
-DOMADOR:Simboliza el coraje, la valentía,la intrepidez de nuestros corazones.Aquello que batalla en las entrañas mismas de nuestro espíritu.Un estado que apela a su propia fuerza y voluntad.Una lucha encarnizada contra la fiera interna;nuestro instinto más primitivo y visceral.
El domador representa el control racional de las emociones primarias, de las pulsiones y pasiones que conforman nuestro inframundo emocional.
-CONTORSIONISTAS:Flexibilidad ante la adeversidad.Capacidad de adaptación a las circunstancias del momento que nos toca vivir.Experimentación de nuevas situaciones.Tornarse a la aventura de lo desconocido, en un viraje emocional sin retorno.Escudriñar nuevos posicionamientos ante la vida.Tolerancia ante las faltas ajenas.Mutación de ideas establacidas en pos de nuevos conceptos.
-BAILARINAS:Simbolizan la búsqueda de la sensibilidad, del decoro en su punto más álgido.La cara sensible, refinada y sútil de nuestra personalidad.
El reconocimiento y valoración sensual de la naturaleza como una gran obra de arte.
Una creación artística sin parangón.
La bailarina representa el instinto original de crear, de danzar y fluir en una coreografía atómica universal.El virar nuestras almas hacia lo eterno.
-FUNAMBULISTAS:Representan el equlibrio interior, el poder y voluntad de autodominio.La conquista estelar de uno mismo.El extraordinario encuentro con nuestra paz interior.Presencia constante.Seguridad y confianza en nuestras capacidades, a pesar de caminar por la cuerda floja de la vida.Tránsito interno de un extremo a otro del mundo, de una orilla a otra: del caos al orden, de la ofuscación a la claridad, de la oscuridad a la luz.
-ESPECTADORES:Elemento fundamental en esta eterna Función.
El público, es el observador y testigo perenne de todo lo que acontece.Es el que descubre y valora con sus virtudes y potencialidades el auténtico significado de esta gran Ilusión.El que logra reconocer el valor intrínseco que subyace en las entrañas de esta representación.El que encuentra lo esencial de la vida.
Sin el espectador nada sería posible. La función no tendría ningún sentido.

La vida es compleja, el conocimiento de su significado es casi imposible, pero si logramos atisbar pequeñas esencias y reconocer todo lo que es pasajero y mundano,
comprenderemos que es´mucho mas simple de lo que parece.
Esta metáfora universal, esta existencia finita,se basa en la teoría de que el mundo y la vida son un sueño , una ilusión, y que en nosotros, solamente en nosotros ,está la posibilidad de desvelar su Realidad.

                                         Irene Ríos.











martes, 18 de octubre de 2011

ALLÁ DONDE...




Allá donde el concepto se pierde
y el agua de mis ideas,
se evaporiza.
Donde perece un mundo conocido
prófugo y escapado,
de emociones sentidas...
Musita en mi silencio,
una nueva melodía.

Allá donde mi mente, no juzga ni analiza,
y el tedio de mi rutina,
se desritualiza.
Donde el misterio desvela su enigma
y los dados del destino
no juegan la misma partida...

Allá donde prudente, un corazón...¡palpita!
y mis nervios se ausentan
en dulces sensaciones balsámicas.
Donde mi sangre no teme su herida
y sin luces, sombras ni contrastes
siento la nitidez de mi vida...

Allá donde un pensamiento reposa,
y penas, parcas en lágrimas,
se relativizan.
Donde palidece una vida marchita
pintando de colores,
el dibujo de mi sonrisa...

Allá donde surge lo auténtico
e imperecedero de nuestras vidas,
donde las identidades no se confunden
ni los conceptos se multiplican...

Allá resucita brillante,
la estela de un saber druida,
que potencia mi Amor por el mundo
y llena de dicha mi vida.

                                                             Irene Ríos


(Pintura de Jim Warren)

lunes, 10 de octubre de 2011

ENCUENTROS INESPERADOS

Cuántas veces te he llamado amigo.
¡Cuántas veces he soñado con este encuentro inesperado!

Cuando te conocí, ya hace algunos años, no lograba pronunciar con la infinita seguridad que merece esta excelsa palabra,la magnitud de mi sentimiento.
Tu amistad, este sentir profundo sereno y palpitante que acaricia nuestras almas entregadas,que conmueve cada ventrículo de mi corazón , ya viene de viejos capítulos del pasado, actualizados en este eterno presente.
Hace un tiempo, en mi ofuscación y sangrante sinsabor vital, la grandeza y profundidad de este concepto (amistad), su naturaleza átmica y no meramente emocional,se mostraba empañado con cada lágrima de duda e inseguridad que acongojaba  las entrañas de mi ser.
La palabra "amistad",era repetida con la simple inercia de una profunda ignorancia.Sensaciones cálidas y cercanas me hacían atisbar en alguna medida lo que podría llegar a valorar como algo excelso.
Sin embrago, estas sensaciones plenamente emocionales, aunque enlazadas por bellos y sutiles hilos de seda fina, no lograban bordar  el tapiz celestial de lo que debe ser una buena amistad.Emociones de endebles hebras deshilachadas,desechaban  mi confianza en los seres humanos, con el recuerdo de un ayer mal confeccionado.
Eran tiempos en que estaba de moda llenarte la boca con leves susurros de la palabra"amistad".¿Por qué hemos vulgarizado e incluso degradado tanto su profundo significado?
¿Quizás nos ha calado hondo la famosa frase "el  Hombre es un lobo para el Hombre"?
"Cuántas veces he adherido a tu hermosura interior e innata sabiduría mis propios prejuicios y tabúes;cuántas veces he solapado a tu personalidad amante,frustrantes significados aprendidos de un léxico impersonal, restringido e inerte".
Efímeras pasiones han oscurecido el fulgor que enarbola y enaltece la esquisitez de esta magnífica palabra; luminosa y celestial.
Tu encuentro, amigo, fue sorpresivo e inesperado; así suceden los grandes acontecimientos de la vida pero, eso sí,amparados por la fuerza de su simplicidad.
Tu compañía es grande.Y mi sentimiento y eterna gratitud crecen con el loto sagrado que poco a poco va abriendo sus pétalos en mi corazón.
Fuiste y eres un Angel de luz, una estrella fugaz que señaló mi camino en el firmamento.
Eres mi hombre -delfín; aquel ser humano que cuando nos sumergimos en el óceano profundo de nuestros temores internos ,nos impele e impulsa vigorosamente a la superficie mas serena de nuestras vidas.
Eres mi hombre-gaviota; aquel ser humano que posado sobre aguas mansas y tranquilas, al emprender su vuelo, con firmeza y seguridad, un vuelo nítido y ligero, nos enseña el camino a seguir, que sin atajos, nos eleva directamente al cielo, a nuestro cielo interior.
Ese eres tú.La manecilla que marca el norte en mi brújula interna, la eterna canción de la esperanza, el arrullo de las olas acariciando la suave arena de mi ser.
Gratitud , amor, amistad.
Siempre bendeciré tu exquisita presencia y el perfume de tu bondad.

                                                                 Irene Ríos.