viernes, 18 de febrero de 2011

DEPENDENCIA EMOCIONAL


"El amor meramente emocional, nos hace ciegos con respecto al mundo y tuertos con respecto a nosotros mismos"

No me gusta ponerme en el papel de celestina ni tampoco me considero una brújula a seguir en temas sentimentales; el norte lo dicta y lo marca cada uno en su propio corazón, pero sí que creo tener, dentro de mi ignorancia en ciertos temas, unas serie de pautas o referentes más o menos válidas que, quizás, puedan servir de auxilio a aquéllas personas que están viviendo momentos emocionales delicados.
El amor al que me refiero en estas lineas, es un amor dominante, egoísta,caprichoso, obtuso, selectivo y altamente adictivo.
Frugal,como una oblea pegada en el paladar; posesivo, en propiedad privada de un objeto material tasado bajo los baremos de nuestros propios valores sentimentales de mercado; caprichoso, siempre desea más y nuca tiene suficiente, ni se siente plenamente satisfecho.
Los seres humanos comunes(usted, el otro, yo misma)sentimos que el amor ilumina los recovecos más ensombrecidos de nuestra personalidad desconfiada y temerosa , en muchas ocasiones, a manifestar y exteriorizar lo que pugna por salir a través de nuestros sentidos y sensibilidad.
El amor es un instrumento válido en nuestra psique para poder canalizar nuestras emociones retenidas,para poder liberar en un grito exaltado las cadenas que aprisionan nuestras entrañas.En este sentido, es plenamente satisfactorio y placentero.
Sin embargo, grandes seres de luz y personas con profunda vocación crística, han denostado las sensaciones producidas por este tipo de amor, irracional y eminentemente futil.
Esta forma de percibir el amor, es totalmente antagónica a la forma de mirar el sentimiento , de muchos poetas, pintores, escritores y creativos de todas las épocas que a lo largo de los años han hecho vibrar y sentir con intensidad el dulce fruto de la vida.
Apolos del amor que han suspirado y soñado en largas noches de insomnio y pasión muda.
En nuestra rutina y monotonía vital, el amor emocional, sería la nota aguda, que no sostenida, dentro de una partitura sentimental serena y acompasada.
Explosión febril y disonante de múltiples componentes químicos intentando componer una ópera universal única.Un estallido placentero de pólvora amorosa con cartuchos de endorfinas prendidas.
Lo que yo me pregunto:¿Cómo es posible delegar mnuestra felidad vital a un ser humano común?¿Cómo es posible permanecer "enganchados" a la sustancia emocional adictiva que desprende el engranaje humano de una persona cualquiera?
Es un misterio de la vida,pero, aunque no lo comprendamos, sí podemos al menos, responsabilizarnos de las consecuencias del mismo.
¿Cómo poner nuestra existencia en manos de otra persona que tiene sus propias espectativas de vida y busca como nosotros su propio sendero?
Muchas personas no tienen la misma capacidad de amar.Quizás no están preparadas para sentir en profundidad o, simplemente, cierran sus corazones a tal experiencia por el hecho de no sufrir.
Es muy importante, recalcar,que la felicidad nos la otorgamos nosotros mismos sin esperar que una sensación periférica y alienígena a nuestros auténticos deseos, convulsione de euforia , vino y rosas la inconmensurable quietud y alegría de nuestro centro existencial.
Está bien luchar en la vida por un amor correspondido; real, pleno, profundo.
Un sentimiento , no sólo de intercambio de miradas furtivas, de pasiones arrebatadas y excitantes momentos de euforia.
Un amor de intercambio de emociones cómplices y verdaderas, de puesta en común de todo lo que somos , medio llenos o medio vacíos, pero , al fin y al cabo , lo que realmente somos.
Amor que te da la mano ante el problema y besa tus labios en noches oscuras de inquietud.
Cuando una realción no funciona,lo más inteligente y audaz(porque hace falta mucho valor), es darse cuenta de la realidad,siendo muy objetivos y, aceptarla.
Aceptar es la palabra clave, la llave maestra que abre mundos oprimidos a la luz de nuestra consciencia.
A lo largo de nuestras vidas, nos han enseñado a comprender para mucho más tarde poder aceptar.
Yo, propongo una camino a la inversa y, sin rumbo atrás.
Podemos aceptar, simplemente por el hecho de hacerlo, sin interferencias ni aditivos,en una entrega total y absoluta.Y, en este acto voluntario y grandioso de entrega a la Vida, a la quietud emocional permanente, te darás cuenta que en realidad, esta experiencia no difiere del reconocimiento consciente de amarse a uno mismo, porque en definitiva, es lo mismo.
Cuando logramos enraizar con fuerza nuestras raices a la tierra , por pequeñas que sean,en tierra firme, ningún viento huracanado podrá voltear tus ramas.Quizás pueda mecerlas,pero nunca, dañarlas.
Nadie podrá boicotear tus sueños.Nadie logrará hacerte daño.
Qué dificil es dejar una huella en el barro cuando los pies se hunden.
Cuando tu tierra sea firme, tus huellas fosilizazdas hablarán de tí, perdurarán a lo largo del tiempo...serán por siempre.

(Texto dedicado con todo mi cariño a mi amiga virtual, pero muy real, que últimamente anda con el coranzocito roto)