viernes, 3 de junio de 2011

A SOLAS CONMIGO

VLADIMIR KUSH

A sólas conmigo.
Nada más.
Ni siquiera la sombra de mis pasos
¡qué no me sigan al andar!

A sólas con mis sueños,
a sólas con ellos.
no mas;
que nadie murmulle en mi silencio
que no alteren, con su pensamiento obsceno,
mi única Verdad.
Que el pasado y futuro de mi tiempo,
ahoguen su grito exaltado,
su melodía y estruendo,
que callen,
y,se tornen mudos,
en la dulce sensación de este momento.

A sólas conmigo,
y nada más.
A sólas con mis deseos inalcanzables,
con mis delirios interminables,
que colman el profundo sentimiento,
de ser yo misma.
Que los imperios del pensamiento,
no determinen mis emociones libres,
imponiendo rígidos criterios,
labrando con el abono caduco de sus dogmas,
la tierra fértil de mis sensaciones.

A sólas conmigo,
transitando recovecos de mi corazón,
aristas desconocidas,
rincones oscurecidos,
y espacios con ilusión;
escuchando el compás sagrado de la vida,
y, la eterna melodía de este amor.

Más allá de mi cuerpo cristalizado,
más allá de los vientos del mañana.

A sólas conmigo,
y, nada más.
Ni la sombra de mis pasos
qué no me sigan...
al andar.

Irene Ríos