miércoles, 17 de octubre de 2012

LO MÁS SIMPLE



Sentir la gota de rocío
que fecunda la mañana,
a la semilla que prudente brota
en tierra fértil y mojada.

A la nube pasajera
con sueños e ideales
que, como agua lleva,
de tu existencia a la mía.
De tu bondad que germina
en espíritus frágiles, desconsolados,
escampando sus emociones,
evitando el llanto
que emana de sus corazones.

Volver a la brizna de hierba fresca,
a la charla del café de la mañana,
a muecas joviales,
a risas acompasadas,
a pequeños guiños
que el universo,
nos enseña
y nos manda.

Caminar con pies descalzos,
sobre caminos de arena y hojarasca,
calcinar delirios mentales,
y mirar de frente el problema,
como mira el sol a la mañana,
sin rasgar el suave velo,
que envuelve
la belleza de tu alma.


Lo más simple de nuestra vida,
está en la yema de tus dedos
dibujando las montañas de mi cuerpo,
cuando acaricias,
cuando amas,
y, expresas... lo que hablas,
con la simple pericia de tu gesto.

Lo más simple de nuestra vida,
tu mirada,
la mía,
y...nuestra gran amistad.


Irene.