martes, 19 de abril de 2011

LA DANZA DE LA VIDA

Atomos vibrantes,
expertos bailarines
de un escenario universal.
Dinámicas uniones ,
conjunciones de vida
eterno bals molecular.

Corazones que palpitan,
unísono de ritmos, del más allá,
sublimes notas sostenidas,
silencio espiritual.
Diástole , sístole...
zumbidos cósmicos,
percusión acestral.

Eterna rotación planetaria,
perfectas orbitas trazadas;
órficas pistas de baile
que convidan a danzar.

Danza sagrada de la vida,
arabesco de Amor desatado,
ignorancia de seres humanos
que como derviche giróvago,
deben aprender a virar.

Es la danza de la vida,
movimiento sútil de libertad.
Es el fluir danzante de mi alma,
en una coreografía trascendental.


                                                                     Irene Ríos.

Leoniv Abrenov