lunes, 27 de junio de 2011

MUÑECA

Soy muñeca de cera,
insuflada con suspiro ardiente,
y pasión encendida.
He derretido mis besos en tus labios,
calcinando mi cuerpo en tu piel,
Y he bebido de tu sangre,
saciando la angustia ,
de todo mi ser.

Muñeca de porcelana,
pulida y abrillantada,
encerrada en profundos sentimientos de un ayer,
clamando su libertad.
Que por no ser amada,
quiso sentirse querida,
vibrando y sintiendo enloquecida
resbalando una lágrima de su mejilla,
pintada con tinta ,
de su profundo querer.

Rota...
en pedazos esparcidos por las entrañas de mi ser.
Desmembrada...
por golpes de amor,
 oradando mi destino.

Muñeca de trapo,
acurrucada en las lindes de tu aliento,
reposada en tus sueños de almohada,
deshilachada en su sentimiento,
perdida en un cuento de hadas,
sin principio,
sin final,
en una feria barata,
de un tiovivo sin retorno.

Muñeca en tus manos,
juguete roto y astillado,
sonajero de alguna vez cualquiera,
regalada,
con papel de celofán.

Alma entregada,
pequeño destello que enciende
tu alma dormida.
Alma bondadosa,
menoscabada en una simple muñeca,
dolorida...
sin vida,
sin canto,
sin aliento,
sin aire ...
que respirar.

                                        Irene Ríos.