domingo, 9 de enero de 2011

BOCETOS DE VIDA Y MUERTE


No me gusta referirme al género humano de modo peyorativo,porque creo que tiene grandes potencialidades latentes en su interior por desarrollar.
A veces, es inevitable sentirse frustrado por todo lo que acontece a nuestro alrededor,ya sea por circunstancias inmediatas ,o por las desgracias y sinsabores que cada día nos muestran los medios de comunicación en su interminable catastrofismo sensacionalista.
Hace años,cuando mis inquietudes acerca del Universo eran más básicas, pensaba que el Hombre estaba en completa involución ,y que, otros seres vivos como algunos animales, estaban más cerca de la fuente de Conocimiento Supremo, que el mismo Ser Humano.
Actualmente,después de diversos estudios en diferentes escuelas filosóficas, tanto orientalistas como cristianas, mis pensamientos, han cambiado. Me da vergúenza pensar que, a pesar de la posición privilegiada que tiene el Hombre dentro de la Creación , todavía haya personas que se comporten como simples bacterias.
Tenemos dentro de nosotros unos recursos psicológicos y ,sobre todo, espirituales que muchas especies del planeta , teniendo su propia sabiduría e instinto innato, tardarán millones de años en poder alcanzar.
Así como despreciamos los recursos que nos aporta desinteresadamente la Madre Naturaleza,también nos negamos a berber de la fuente inagotable de nuestras propias capacidades.Potencialidades, que estando sintonizadas con todo lo creado, al explorarlas y desarrollarlas como algo innato y al mismo tiempo, adquirido directamente de la Energía Creadora del mundo, nos permitirían vivir de una forma más equilibrada y consciente.
Aún así, es preciso no olvidar, que los seres humanos, y en realidad, todo lo Creado , no dejan de ser bocetos de vida y muerte.
Pienso que en el Plan perfecto de la Creación no somos mas que unos trazos a carboncillo de la maravillosa obra de arte que un día conformará el mundo.
De una manera más simple, podríamos decir , que somos una especie de experimento en constante evolución. Una espiral de Creación sin vuelta atrás , siempre hacia formas y manifestaciones mucho más perfectas que las actuales.
También pienso, que todo lo que constituye el mudo y especialmente, los seres humanos tenemos una gran responsabilidad al respecto, como cocreadores y partícipes de este plan perfecto, de esta extraordinaria obra de arte.
Estos bocetos de lo que somos,serán la base, de las líneas definidas y detalladas de lo que será la gran obra maestra del Eterno Constructor, del mayor Artista por excelencia; Dios.
Su dibujo preciso, la nitidez de sus pigmentos y el Amor infundido a su Creación ,
y precisamente, con la ayuda de su propia Creación (una escuela de aprendices de pintores), llegaremos a sentir la grandeza del Universo.
Somos vida.Es innegable que las especies luchan por la supervivencia y por la vida, al nivel de cada una.Siempre abogaré por la vida, porque nuestro destino siempre es vivir , y si se puede, lo mejor posible.
Al margen del significado subliminal, excelso, que representa vivir, también es importante desdramatizar lo que puede significar, morir.
Este concepto, siempre ha estado denostado y escondido en todas las capas de nuestra sociedad; no siendo así, en otras culturas.
Humildemente pienso, porque es un tema muy complicado,que ni la vida es tan maravillosa e idílica como muchas veces nos han hecho creer, y que la muerte no es un estado tan negativo,y,ni mucho menos, un final.
Y yo, me pregunto:¿Es tan maravilosa la vida , como para querer aferrarnos a ella por encima de todo? y ¿si la muerte, es un estado mucho más armonioso y positivo de lo que pensamos? ¿No será que aplicamos el famoso refrán de:"Más vale malo conocido que bueno por conocer"?
Estas preguntas no logran responder a mis numerosas inquietudes acerca de la vida , pero si, disipan gran parte de mi tensión interna acerca de la muerte.
Cuántas veces me he cuestionado el por qué niños inocentes ,incluso recién nacidos , deben abandonar el mundo sin ninguna explicación aparente.
Aunque como ser humano siento una profunda conmoción, aplicando todo lo anteriormente escrito, pienso que quizás no sea tan negativo.Quizás esos niños deben de nacer para morir mucho antes que el resto de mortales, pero, siempre por algo que no logramos comprender dentro de nuestras limitaciones humanas.
Pienso ,que dentro del Plan de Creación esos niños tiene su cometido de esa manera determinada, y que probablemente, estén en otra dimensión diferente , quizás mucho más apacible que la nuestra.
La muerte, forma parte de la vida y todos los días desde que nacemos ,morimos un poquito,y, nuestras células y cuerpo biólógico van pereciendo día tras día , aunque no nos demos cuenta.
Después de todo lo dicho,y aunque pueda parecer un tema curioso e interesante, lo importante, es poder asimilarlo dentro de nuestra comprensión del mundo y dentro de la parte más espiritual de nuestros corazones.
A mí, personalmente, me sirve pensar que formo parte de una grandísima obra de arte,y que, aún siendo un simple boceto, soy copartícipe dentro de su Creación.
Me complace el pensar que tengo más importancia como ser humano de lo que pensaba hace algunos años y pensar que la muerte,siendo la Gran Desconocida, no tiene por qué ser un estado traumático dentro de una concepción fatalista del mundo.
Qué constructivo sería poder decir desde el alma:¡No temo el morir! y, reconociendo el auténtico valor de la vida , poder exclamar:¡Qué bello es vivir!