miércoles, 29 de junio de 2011

PESCADORES DE ALMAS


En el océano de tu Inmensidad,
intento bañar el sentido de mi vida,
que ignorante de tu verdad,
camina, naúfraga y vacía.


Quiero bucear en tus mares coralinos,
y que burbujas insufladas por tu Aliento,
acaricien mi alma a la deriva;
que varada en sentimiento y malherida,
espera en tierra firme, en la orilla,
el fulgor de tu adviento.


He visto eternos tatuajes grabados en el firmamento,
estrellas errantes colgadas en tu percha celestial,
luciérnagas taciturnas,
que extendiendo su vuelo,
iluminan el caminar de los Hombres,
con los pasos del Universo.


Hoy, abro mi pecho a tu infinita bondad,
y en una profunda y certera inspiración,
perfumas este ignorante corazón,
con el sándalo de tu aroma.


Pescadores de almas,
dignos emisarios del cielo,
recogeran mi vida entre sus redes,
con las perlas de Tu conocimiento.


                                                            Irene Ríos .