lunes, 23 de mayo de 2011

MOMENTO PRECISO


En este preciso momento, quiero escribirte.Me gustaría expresar en una sóla palabra, mi sentimiento, cariño y eterna gratitud.
Me es imposible, encontrar el sustantivo adecuado porque empequeñecería la grandeza de esta sensación.
Hablaré de tí.De tu persona.De tu inconmensurable profundidad;sencilla y natural como el amanecer de cada día.
Me has enseñado tanto...
Gracias por manifestar abiertamente y siendo,como tú eres, un tenor de la vida, el leitmotiv que impregna la ópera prima de toda mi Existencia;el Amor.
Porque me enseñaste que existen múltiples acepciones para una misma palabra y las diferentes maneras de conjugar un verbo.Que el amor, no es unidireccional existiendo sensaciones innombrables ,que siendo plenas, al pronunciarlas pierden en esencia e identidad.
Me dijiste que no existen vuelos lejanos a ras de suelo, ni anchos caudales de ida y vuelta.Que la voluntad del hombre y la confianza en uno mismo, están por encima de cualquier esperanza, que como último recurso, siempre espera el adviento de un nuevo día.
Que nada especial sucede en la vida si no buscas que realmente suceda .
Que los maceteros internos de las personas , con sus restricciones e inseguridades , deben romperse en pedazos; para que la flor cautiva , crezca autónoma y en libertad ,como dicta su propia naturaleza, sin esperar que alguien la riegue o la ponga al sol.
Me enseñaste, que no sólo somos seres reactivos ante una situación.También somos seres activos, dinámicos e impelidos por la fuerza vital del Universo.De ahí, nuestra gran capacidad de voluntad y determinación.
Me mostraste un Ser Total Universal, impregnando el mundo con su luz, lejos del Dios barbudo , de escuadra y cartabón, que castiga, perdona, somete o juzga.Un Dios interno, amigo y compañero que guía
mi caminar.¡El auténtico Dios de mi corazón!
Y en una tarde gélida de invierno...sentí tu compasión.
Barriste las malezas de mi sendero y calzaste mis pies encallecidos en sus andaduras perdidas .Reconduciste mi camino , sembrando las semillas de lo que son, mis nuevos sentimientos de amor.
Porque para tí , es sencillo hablar con criterios y convicciones propias.Sin un vademecum de recetas emocionales generalistas y repetitivas.Sin una Biblia ya escrita y consagrada , basada en las falacias y delirios de aquellas personas que aumentan su capital egocentristico a base de grandes inversiones pseudoespirituales.
Tú sabes dar a cada persona lo que necesita, en su particular firmamento.
Porque tu creatividad , hace posible lo que a ojos de otros es imposible.
Porque me mostraste la inmensidad del océano en un vaso de agua y la intensidad del momento en una tarde templada de primavera.
Porque me enseñaste a humanizar los astros y galaxias en la mirada de las personas.
Ahora.En este momento.En este preciso momento;las palabras ya van saliendo cansadas, abrumadas de tanta Verdad y tanto Amor.
Estoy vacía por dentro.Ya nada más ocurre, nada más...en este preciso momento.