viernes, 4 de marzo de 2011

DESNUDANDO EL ALMA


Has vestido mis emociones
de satén ,púrpura y escarlata,
con anhelos , deseo e ilusiones
rasgando mi corazón de hojalata.


Mi cuerpo emancipado,
se ha presentado ante ti;
con frutos jugosos y maduros
que supieron hacerte sentir,
el sabor intenso de la vida,
la pasión de morir en mi.


Y, abrió su pétalo marchito,
aún con espinas y telarañas,
el rosal de mis entrañas,
con su última rosa liberada,
con los besos de tu encuentro.


Vital, fugaz y escapada,
sagaz y sin aliento,
en la intensidad del momento,
congelé tu gesto, estremecido,
derritiendo tu mirada
en el instante de mi recuerdo.


Porque…
Tú vestías mis sensaciones,
y yo, engalanaba mi pensamiento
de conceptos, razones y mediciones,
palabras asfixiadas,
que arrojadas a los designios del tiempo,
huyeron , sin respuesta.


Ahora…
mi razón fenece ante el sentimiento,
la realidad es sólo un truco de magia,
los sueños son la vida misma
y, por fin:
¡He desnudado tu alma!