domingo, 11 de octubre de 2015

ALMA


Puedo ser llama prendida en tu vida.
Y lumbre de ceniza esparcida,
donde calcinar tu emoción.
Ser apagada o ser encendida.
En un instante, sin momento.
Pero igual que el aire solo se escucha cuando es viento;
así escucharás las voces calladas de mi ser.

Porque soy alma antes que alguien.
Y soy aire antes que viento.

Irene Ríos.