miércoles, 6 de abril de 2011

A TI

En un mundo de inconsciencia,
en el crisol de mis sueños infantiles,
donde la única ley es la de la naturaleza,
y mis emociones, danzaban libres;
percibí el aroma de un hombre comprometido.


Amigo.Querido amigo.¡Cómo describirte!...
Designios del destino me empujaron a tu lado,
pero sé que no estarás cuando más te necesite.


Cómo expresar con la voz escondida de mi alma,
la llama que encendiste en mi corazón.
Percibir la profundidad de tu mirada,
sentir tu sensualidad latente,
al acecho, de mis sueños de amor.


Despertabas mis amaneceres dormidos,
con caricias profanas y placeres prohibidos,
y, en tu aquelarre de pasión,
depositaste un fuerte amor en mis entrañas.


Sé que no apaciguarás mi llanto,
que no abonarás las áridas mesetas de mi alma,
sólo riegas, las flores de mi feminidad.


También sé que no derramarás tus pesares,
en el calor fundido de mi pecho,
ni buscarás consuelo,
en días de llanto seco y deprimido.


No me darás la templanza,
que en besos lejanos encontré.
No acallarás mis miedos infundados,
ni me contarás historias cercanas de seres humanos.


No estarás en los momentos especiales,
aquellos que trae la vida, en primaveras universales
ni cojerás los dedos de mi mano, para jugar con ellos,
mientras tu mirada, vaga perdida ...
con el amor de un dulce momento.


Ni compartirás la taza de café de la mañana...
Nada.


Te fascinará la retórica de mis palabras,
pero no escucharás las voces secretas de mi alma.


Así que mi amor será ,
la letra de una balada no cantada,
el poema de amor no escrito,
un amor estancado en el presente,
que no se expande ni decrece,
en un segundo inexorable y continuo.


Cuando el otoño, penetre en mi cuerpo...
y los surcos del tiempo, esculpan mi rostro...
Cuando caigan las hojas del árbol de mi vida...
No estarás.


Pero el murmullo del viento,
que no conoce de espacio ni de tiempo,
me traerá aquellos momentos únicos,
de un amor sentido,
en un  profundo silencio.


Irene Ríos.
                                             






No hay comentarios:

Publicar un comentario