domingo, 17 de julio de 2011

SUEÑOS DE UN PASADO(hablando de mí)


Me conquista lo antiguo, lo demodé, lo que ya no es original a lo ojos de la gente pero que mantiene la esencia intacta de su creatividad.Aquello que perdura a lo largo de los años.
Lo que otras épocas desinteresadamente nos enseñaron y, que por desgracia, en la actualidad permanece encerrado en un baúl de recuerdos oxidados.Un baúl forrado por telarañas de anónimas historias todavía sin contar.
Me encanta lo rancio, lo caduco y nada vanguardista. Aquello que impregna la mente y corazón de sensaciones quemadas por las llamas del tiempo, de recuerdos queridos, de nostalgias de pretéritos inconclusos, de historias esfumadas en los horizontes de la vida.
Prefiero la plata antigua y desgastada: con sortijas que encierran en su interior grandes misterios y vivencias cotidianas comunes de personas ,que quizás ,sintieron lo mismo que yo siento en estos momentos.
Piedras sin pulir ni esmaltar, lejos de una vida moderna artifiosa y excesivamente condicionada.
Prefiero vivir en una pequeña buhardilla en París con paredes empapeladas en viejos recuerdos de un ayer ,que en un inmenso y psicodélico lof en Nueva York.
Soy mujer de camafeos antiguos, con estampas de muñecas de lánguidas miradas,de versos de amor sin terminar, de puntillas, encajes y jaretas adornando mi vestimenta y...mis sensaciones de vida.
Me encanta el olor a ropa mojada recien tendida secada por los caprichos del viento. Y prefiero sentir la magnificencia de grandes bosques de secuoyas que observar análiticamente el por qué de un triste bonsai.
Mi perfume preferido es el olor a bizcocho recién hecho de mi madre y, para según que ocasiones más íntimas  y sensuales que comer este dulce manjar ,creo que con unas gotitas de Chanel número 5, es más que suficiente (aunque sea del mercadillo de los domingos).
En el amor, soy mujer de antes. Eso si, lo de sumisa lo justo.Complaciente mucho.Y todavía creo en caballeros andantes, guerreros en busca de grandes batallas de amor y dulces trovadores.
Y, aunque ya he aprendido que lo más importante en las relaciones son los hechos y las acciones , creo que no deja de ser mas que un falso conformismo.Ya ves, idealista hasta la muerte.
No pretendo suplicar amor a nadie, ni llorar mis recuerdos de historias truncadas en cada esquina de mi memoria, pero sí que me entusiasma la idea de correr detrás de un tren en marcha sin retorno en una apoteósica despedida de amor.
¿Romántica?... Mucho. ¿soñadora?...lo que la vida me deja.
En este mundo , existen dos estirpes bien diferenciadas: los realistas que a veces , pretenden soñar y no pueden. Y los soñadores, que deben intentar ser realistas por necesidad, pura supervivencia.
Yo soy realista por necesidad y soñadora de voluntad.Así que no es dificil, el encontrarme en un día de lluvia, trazando en los cristales empañados de mi habitación, garabatos que transmutarán en palabras y que tarde o temprano, acabarán estampadas en el papel de mi viejo cuaderno. En realidad, no sé si el vaho de los cristales se debe a la lluvia o... a los suspiros de mi alma soñadora, en un momento de álgida inspiración.
Siempre observo lo que los pasos de muchas personas dejó atrás.Historias personales en libros de páginas amarillentas y carcomidas por el hambre de los años...por el tiempo marchito de muchas vidas.
Unas veces, los recuerdos, alientan mi futuro y sostienen mi presente.Otras, en cambio, me invade la nostalgia de un tiempo mucho mejor.
Si .Definitivamente huelo a rancio. Mi piel exhala el aroma penetrante de otos tiempos; vividos e imaginados.
Momentos de una vida que a pesar de su deleite en un pasado , siempre , infatigablemente, mira hacia delante.


                                                           Irene Ríos.

16 comentarios:

  1. Irene, no sé si cualquier tiempo pasado fue mejor pero son tan gratos los recuerdos, aquella cocina de leña donde una madre hacía bizcochos, aquella leche que dejaba una gran capa de nata, separada para dulces, aquél salir del colegio y jugar y jugar, aquellos primeros amores plasmados en poesía en cualquier cuartilla, aquel primer beso, aquella mujer que después de muchos años, al volver a vernos me dijo que lo mejor de su vida fueron sus hijos y aquél primer beso que nos dimos, aquella convivencia con los vecinos.

    Se nos fue ese pasado pero está presente, en el corazón.

    Un beso,

    Saudades

    ResponderEliminar
  2. Ese aroma a lo añejo en todo lo antiguo es inigualable e irreemplazable. Así.. me gustan tus gustos !. Entre tantas, resguardo las fotos antiguas de mi familia enmarcadas en portaretratos de plata. Todo lo clásico me maravilla en verdad.
    Te dejo besitos románticos hermosa Irene.

    ResponderEliminar
  3. A mi no me parece que seas antigua, porque en ese caso tambien lo soy yo...

    Creo que los recuerdos de lo viejo, lo pasado, nos reportan un sentimiento de algo vivido con plenitud.

    Algunas veces me encanta recordar los viejos olores, sabores y lugares, me llenan de felicidad... y es que las cosas viejas no lo son si las tenemos presentes en el corazón.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Bellos recuerdos del pasado Irene!

    Un fuerte abrazo y Feliz Dìa del amigo, que por estos lares lo celebramos el 20 de Julio, si bien es todos los dìas!

    Cariños.

    ResponderEliminar
  5. Qué bella confesión Irene, "Sueños de un pasado"
    qué realismo más necesario algo de lo que hoy día
    con asiduidad carecemos, qué naturalidad perdida
    buscando entre los sueños de un pasado, hermoso,
    hermoso sentimiento expresado.
    Gracias Irene Rios,
    Un beso grandote...
    Ángel-Isidro.
    http://elblogdeunpoeta.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Hola Irene, a decir verdad, muchas cosas de ti que acabas de decirnos ya las conocía, las descubro en los comentarios que me hallo en blogs amigos y otra parte por mi profesión que a poco que vea asiento.
    Yo también soy mujer, pero saco del arcón cosas nuevas y cosas antiguas para hallar el equilibrio que me permita vivir el tiempo real y entenderlo.
    Gracias por ser como eres, me agradas.
    Veo que no has venido a buscar el premio de los poetas y escritores del mes pasado que dei con motivo de mis 60 años. Te espero
    Con ternura t dejo un beso
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  7. Que hermoso escrito, -salió de tu corazón-
    Me encantó.
    "Feliz día del amigo"
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Querida Irene
    Encontrarme contigo es encontrarme conmigo misma ...me he sentido totalmente identificada con esa frase de "realista por necesidad y soñadora por voluntad"...cada vez más soñadora y menos realista
    Gracias por compartir tus sentimientos y por dejarme hacerlos míos
    Besos

    ResponderEliminar
  9. ""Yo soy realista por necesidad y soñadora de voluntad""
    Me encanta esta frase,me identifico con ella.
    BESOS
    MEME

    ResponderEliminar
  10. Con tus palabras se desnuda una gran mujer, Irene.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Te dejo mis saludos y feliz
    día de la amistad.
    que tengas una bonita semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. SU CONCLUSIÓN ES MUY DISIENTE. BELLISIMO TEXTO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  13. Yo también soy realista por necesidad y soñadora por voluntad. Los sueños tienen la magia de cambiar el reseco y árido desierto en un frondoso bosque lleno de cantos y arrullos de viento. Nos hacen ver luz en el firmamento, y alcanzar el cielo con sólo un intento. Colores brillantes nos llegan de lejos y nos vuelven suaves, profundos, inmensos, nos traen emociones y hasta surgen versos…
    Déjate arrastrar por los sueños, pero sin olvidarte de vivirlos.
    Hermoso escrito Irene.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Irene, paisana, ha sido un honor que visitaras mi blog y te correspondo con mi visita.
    ¿Tu escrito? soberbio, en la descripción sobre tí misma, osada y clara, como quieres que se te lea.
    Volveré a disfrutar de tus letras, me ha gustado mucho tu soplo de aire fresco.
    Abrazo bloguero.

    ResponderEliminar
  15. Encantador blog blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Hola Irene,
    ¡Encantada! Te escribo desde EEUU. He encontrado este escrito tuyo y me gustaría pedirte permiso para utilizarlo en mi clase de español para hispanohablantes como disparador de un ensayo de mis estudiantes. Si te gusta la idea, puedo poner un enlace de tu blog al mío, donde ellos/as van a escribir. Aquí va: http://www.nuestroblog.info/

    Espero que te guste la idea.

    Gracias de antemano.

    Saludos,

    Mónica

    ResponderEliminar