lunes, 27 de junio de 2011

MUÑECA

Soy muñeca de cera,
insuflada con suspiro ardiente,
y pasión encendida.
He derretido mis besos en tus labios,
calcinando mi cuerpo en tu piel,
Y he bebido de tu sangre,
saciando la angustia ,
de todo mi ser.

Muñeca de porcelana,
pulida y abrillantada,
encerrada en profundos sentimientos de un ayer,
clamando su libertad.
Que por no ser amada,
quiso sentirse querida,
vibrando y sintiendo enloquecida
resbalando una lágrima de su mejilla,
pintada con tinta ,
de su profundo querer.

Rota...
en pedazos esparcidos por las entrañas de mi ser.
Desmembrada...
por golpes de amor,
 oradando mi destino.

Muñeca de trapo,
acurrucada en las lindes de tu aliento,
reposada en tus sueños de almohada,
deshilachada en su sentimiento,
perdida en un cuento de hadas,
sin principio,
sin final,
en una feria barata,
de un tiovivo sin retorno.

Muñeca en tus manos,
juguete roto y astillado,
sonajero de alguna vez cualquiera,
regalada,
con papel de celofán.

Alma entregada,
pequeño destello que enciende
tu alma dormida.
Alma bondadosa,
menoscabada en una simple muñeca,
dolorida...
sin vida,
sin canto,
sin aliento,
sin aire ...
que respirar.

                                        Irene Ríos.

28 comentarios:

  1. Que triste es sentirse una muñeca, ya sea de trapo, plástico o porcela. Al final te acaban rompiendo.

    Besitos y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué tristeza desprende!, es precioso pero ¡qué triste!. Ojalá no sea autobiográfico (soy muy tonta, lo reconozco, pero soy como una esponja y me pongo triste con la tristeza de los demás).

    Besos

    ResponderEliminar
  3. La encontré esparcida por los suelos y poco a poco, con mimo fui uniendo ese cuerpo roto en pedazos y con caricias fui pegando cada una de las lágrimas del ayer y poco a poco se convirtió la muñeca en las sonrisas del mañana.

    Volverá a la vida como cada día vuelve el amanecer.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  4. Irene, me gustaria llevar esta poesía a mi blog en una entrada sobre muñecas de ayer
    Soy tu seguidora y estas en mi blog a través del cual leo todo lo que escribís
    Bessooos desde Mar del Plata

    ResponderEliminar
  5. Irene, me ha encantado esta entrada, yo pienso que lo triste de ser una muñeca, es que cuando se hace vieja te tiran a la basura como un trasto viejo, porque las niñas quieren otra nueva, más moderna, en vez de cogerla cariño por los años, por el tiempo compartido y por estar tanto tiempo en esos brazos dormidos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Me encantó, porque creo que todas alguna vez, nos hemos sentido muñecas.Besos.

    ResponderEliminar
  7. Un beso y un abrazo, querida Irene
    Cuanta fuerza y realidad tiene tu poesía!!!

    ResponderEliminar
  8. Serías una muñeca con sentimientos. Nunca se pierden. Hermoso poema.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Bello y desgarrador.
    ¡Y pensar que hay tantas "muñecas rotas"!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. menina muda,
    convertida em mulher
    já se perfuma...

    Abraço.

    ResponderEliminar
  11. Muñeca de trapo rota, en un principio creí que
    se trataba de la imágen que muestras de la muñeca,
    con la diferencia de que tú con tu prodigiosa imaginación has compuesto el poema, muy triste, desgarrador... pero maravilloso irene, precioso.
    te felicito una vez más.
    Besos...
    Ángel.

    ResponderEliminar
  12. Ser muñeca en determinado momento, porque una lo quiere, porque sí, por capricho: eso sí.
    Ser muñeca por lo que otros decidan: definitivamente, no.

    Un abrazo.

    Biquiños.

    Carmen.

    ResponderEliminar
  13. Las muñecas de porcelana siempre me han inspirado tristeza porque en su cara lo reflejan.
    Es penoso sentirse muñeca cuando no lo has elegido, realmente triste y humillante.

    Un gran beso Irene

    ResponderEliminar
  14. Precioso y triste poema, Irene cuantas veces las personas nos quedamos rotas por el dolor, por desengaños etc. Y es tan difícil podernos recomponer, como tu muñeca.
    Besos, feliz madrugada

    ResponderEliminar
  15. ¿Quién vence a quién, tu alma o la muñeca? Me gusta tu blog, amiga Irene...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  16. Triste...pero ¡qué bien escribes niña! me encantó

    ResponderEliminar
  17. Una realidad triste de la vida,hay muchas muñecas igual a esta,a la que tú ,has vestido tan lujosamente...Un placer tenerte entre mis seguidores y amigos,y yo, también te sigo...Besos

    ResponderEliminar
  18. Muy lindo poema y triste a la vez..Es lindo ser una muñeca, pero es triste que solo se les dé el trato de un juguete, más aún cuando esa muñeca ha entregado sentimientos verdaderos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Me gusta, cada tipo de muñeca con su belleza, saludos

    ResponderEliminar
  20. Muy bello poema, como pensar que cada una de las muñecas que vemos cobraran vida alguna vez.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Hola Irene, vi que comenzaste a seguir mi blog y vine a leerte, qué hermoso poema, me llegó profundamente, ojalá podamos seguir compartiendo este camino por las letras, un saludo grande, Jimena

    ResponderEliminar
  22. Que bonito poema y que triste...
    Cuantas veces nos sentimos como una muñeca... sin vida, sin aliento... sin paz.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  23. Quizás por ser tan triste sea tan bello a la vez.
    un grato placer leerte.
    que tengas una feliz semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Que bien escribes, me ha encantado!!

    Bss
    vistetedeseda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  25. ¿Hay alguien que no tenga parte de muñeca o muñeco de trapo? Creo que a pesar de la tristeza que envuelve el poema, el solo escribirlo, demuestra que dentro de ti aún brota belleza y esperanza. Esperanza para que algún día, esa muñeca de trapo se sienta plena de vida y alegría.
    Desde aquí: ese es mi deseo para ti.

    Un fuerte abrazo y gracias por tus palabras en mi blog. Es un placer leerte

    ResponderEliminar
  26. Un poema tierno y dulce de leer.UN placer volver a visitarte.Mis slaudos

    ResponderEliminar
  27. Es muy diciente este bello poema, que maravilla ¡como escribes!.
    Te deseo un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  28. MUY REFLEXIVO TEXTO. Y BELLO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar