sábado, 18 de diciembre de 2010

VOLAR


Quiero volar muy lejos,
aún sin alas,
en sutiles burbujas de pensamiento,
retozando en verdes prados de Conocimiento,
traviesos ideales ,
que despuntan al alba...

Quiero romper eslabones
de las férreas cadenas de lo incierto,
y exhalar en un suspiro decidido,
mis emociones controladas...
Sentimiento apresado
que atenaza sensaciones aladas.

Quiero subir...
a las cumbres nevadas de mi historia,
sin arneses que sujeten,
la caída en picado
de mi cuerpo cristalizado,
en el valle de los lamentos.
En un minuto sin tiempo,
en un tiempo sin hora.

Ascender los escalones flameantes del infierno,
en mi último hálito de nostalgia
y en un grito certero y desgarrado,
el eco de la vida,
rebervere el sonido único,
del ser humano que soy.

Y volar tan alto...
Y llegar tan lejos...

Sólo ingrávida mi alma,
será sostenida,
en un tu gesto de manos alzadas.
Con dedos extendidos,
que llenos de esperanza,
dirigen sus yemas al cielo.

Y volaré....
Muy lejos de nuestro mundo,
de nuestra Tierra conocida,
como águila malherida
que extendió sus alas,
emprendiendo nuevo vuelo.

Es el vuelo de la vida,
con ecos latentes en mi corazón.
Es el volar de una historia sagrada,
que me cuenta el silencio
de mis oídos internos.
Auténtico renglón de la vida,
melodía sincera de mi tiempo.
(Maravillosa pintura de Vladimir Kush)





No hay comentarios:

Publicar un comentario